Copa del Rey: RCD Español 3 – CD Tenerife 2

Ignacio Iglesias Villanueva privó al CD Tenerife de llegar a los octavos de final de la Copa del Rey y tener la posibilidad de enfrentarse a uno de los grandes de Primera División al meter dentro del área unas manos de Jorge Sáenz  que fueron claramente fuera.

El colegiado se cubrió de gloria, tal y como hiciera el domingo pasado al no dar un gol muy claro a Leo Messi en el choque que enfrentó al FC Barcelona con el Valencia, y que fue la noticia deportiva del día.

Mandaban los tinerfeños cero a uno gracias al primer gol como blanquiazul de Bryan Acosta a los nueve minutos de juego, pero esa decisión, que terminó siendo el empate, condicionó el resultado final y decantó la balanza hacia el RCD Espanyol que, eso sí, fue superior en el cómputo global de los 90 minutos, pero que solo logró un gol legal; con el dos a dos el Tenerife sería equipo de octavos de final.

Como era de prever, José Luis Martí realizó numerosos cambios para dar minutos a menos habituales y descanso a futbolistas más castigados, como Vitolo y Aitor Sanz, en el banquillo, y descartando a Samuele Longo, al que dejó en la grada en su vuelta al RCD Estadium, donde defendió los colores del hoy rival blanquiazul.

Como sucedió en el choque de ida, Carlos Abad defendió la portería, y además de a los centrales Jorge y Aveldaño, dio la titularidad a tres laterales: Raúl Cámara, Iñaki y Camille. En el pivote pareja inédita; Alberto junto a Bryan Acosta. Iñaki jugó de interior, posición conocida para él, con Camille guardando su espalda, Tyronne en la derecha, y Casadesús y Malbasic como pareja más ofensiva.

Como era lógico, comenzó dominando el cuadro local, aunque sin atosigar a Carlos Abad. Solo un disparo lejano de Jurado, desde muy lejos (3’) y muy alto produjeron los pericos antes del zarpazo tinerfeñista.

En una contra Bryan Acosta se estrenó como goleador al soltar un zapatazo lejano que sorprendió a Diego López, que acabó en el fondo de las mallas (0-1, 9’). El gol obligaba a los locales a meter al menos dos goles, y empezaron a apretar para acercarse a la meta visitante. Diop (18’) probó suerte también desde lejos, pero su disparo se marchó desviado.

Granero (22’) de volea tampoco pudo superar a Carlos Abad, seguro para atajar, y un error de Alberto en la entrega (24’) no fue aprovechada por Gerard, inocente en su ataque. En la jugada más inesperada llegó el empate local, cando el asistente de Iglesias Villanueva, el mismo que no vio el gol de Messi en Valencia el fin de semana pasado, señaló penalti por mano de Jorge, que sí era, pero fuera del área de manera clara. Gerard Moreno lo tiró a la izquierda de Carlos Abad, que intuyó el lado, pero no pudo atajar el lanzamiento (1-1, 35’).

Los errores en las entregas en el centro del campo condenaban, por enésima vez, al Tenerife, sometido a las llegadas a zona de tres cuartos de los locales, que masticaban el gol con el que voltear la eliminatoria.

En uno de esos balones Gerard controló en la frontal para buscar el poste izquierdo de Carlos Abad (44’), que respondió con una parada de mucho mérito, evitando que el Tenerife se marchara por debajo en el marcador al descanso.

Aunque empezó con mejor cara el Tenerife, con un nuevo disparo lejano de Bryan Acosta(50’) que atajó Diego López, Gerard Moreno se encontró con la cepa del poste apenas un minuto después para replicar el ataque blanquiazul.

Metió más fútbol Quique Flores con Darder (54’) en lugar de Diop y, además, refrescó la delantera con el móvil Sergio García en lugar de Álvaro Vázquez. Aunque no tuvieron nada que ver los cambios, el Espanyol encontró petróleo con un tiro desde la corona del área de Granero, que entró cerca de la escuadra de Carlos Abad, que esta vez no pudo hacer nada para evitar el gol (2-1, 56’).

Introdujo Martí dos cambios en el minuto 62. Aitor Sanz en lugar de Alberto para intentar mejorar la salida de balón y Brian Martín en lugar de un Camille alejado todavía del mejor ritmo competitivo tras su lesión. Iñaki se retrasó al lateral zurdo. El madrileño probó suerte (67’) con un lanzamiento muy lejano que se marchó, pero no por mucho, de la meta local.

Poco más hizo el Tenerife en ataque, que puso corazón para intentar empatar el partido y, de paso, llevarse el pase de ronda, pero el Espanyol demostró su superioridad individual. Marc Navarro (81’) se encontró con el lateral de la red y Gerard, el más insistente de los catalanes, casi marca ajustado al poste derecho 885’) antes de que Martí agotara cambios con Juan Carlos, en sustitución de Casadesús.

Quedaban cinco minutos, más los cuatro de prolongación, y se estiró el Tenerife en busca del gol que obrase la clasificación, pero apenas dispuso de un saque de esquina que no supo concretar. A la contra Sergio García hizo el tercero que parecía sentenciar el duelo (3-1, 90+1’), pero Juan Carlos, antes de que el bueno de Iglesias Villanueva pitara el final, materializó un golazo desde la frontal (3-2, 90+3’), que no sirvió sino para confirmar el papel del colegiado en el partido.

FICHA TÉCNICA

RCD Espanyol: Diego López; Javi López (Navarro, 71’), David López, Naldo, Dídac Vila; Jurado, Melendo, Diop (Darder, 54’), Granero; Gerard Moreno y Álvaro Vázquez (Sergio García, 54’).

Entrenador: Quique Sánchez Flores.

CD Tenerife: Carlos Abad; Raúl Cámara, Jorge, Aveldaño, Camille (Brian Martín, 62’), Iñaki; Alberto (Aitor Sanz, 62’), Bryan Acosta; Tyronne, Casadesús y Malbasic.

Entrenador: José Luis Martí.

Goles: 0-1 (9’) Bryan Acosta, de disparo desde fuera del área. 1-1 (35’) Gerard Moreno, de penalti. 2-1 (56’) Granero, con un lanzamiento desde la frontal. 3-1 (90+1’) Sergio García culmina un contragolpe. 3-2 (90+3’) Juan Carlos desde fuera del área.

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (colegio gallego). Asistido en las bandas por Alfonso Costoya Rodríguez y Enrique José Ramos Ferreiros. Amonestó a los locales Javi López (39’); y al  visitante Jorge (34’), Raúl Cámara (37’), Bryan Acosta (40’), Alberto (46’).

Incidencias: Partido correspondiente al partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el RCD Estadium, ante 8.130 espectadores. El Tenerife vistió con pantalón negro y camiseta a rayas rosas y negras. El RCD Espanyol lo hizo con pantalón azul y camiseta a rayas azules y blancas.

Fuente: Aleix Valero (Santa Cruz de Tenerife) | Deporpress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *