Huesca 2 – CD Tenerife 2

El CD Tenerife regaló este sábado dos puntos a la SD Huesca, rival directo por el play off en un choque en el que iba ganado por 0-2 pero que terminó tirando por la borda en el cuarto final de partido, perdiendo la oportunidad de prácticamente sentenciar su participación en la pelea por el ascenso a Primera División.

Los dos goles de Lozano en la primera parte fueron contrarrestados por el Huesca en la segunda, especialmente a raíz de la entrada de Borja Lázaro en el campo, que revolucionó a los suyos pero, sobre todo, por el excesivo conformismo visitante y las decisiones adoptadas desde el banquillo con los cambios, que invitaron al Huesca a crecerse a medida que el Tenerife se deshacía de manera inverosímil.

No pudo contar José Luis Martí con Rachid para el mediocentro debido a unas molestias en un tobillo que se produjo en el entrenamiento de ayer viernes. Eso obligó a Martí a variar su plan inicial, retrasando a Aitor Sanz al pivote en vez de en la mediapunta, para formar dupla con Vitolo, sustituto de Rachid.

Eso provocó el movimiento de más piezas. El lugar de Sanz lo ocupó Gaku Shibasaki, en su tercera titularidad consecutiva, para partir esta vez desde detrás de Lozano. El puesto del japonés lo recuperó Aarón Ñíguez, mientras que Tyronne, que reivindicó durante la semana que ya estaba preparado para jugar 90 minutos, sentó a Suso, aunque esa línea de tres intercambiaba posiciones a cada momento, con libertad. Más previsible fue el regreso de Carlos Ruiz al eje de la defensa para ocupar la vacante del sancionado Germán.

La SD Huesca empezó el partido fuera de puestos de play off tras la victoria matutina del Real Valladolid, y con la necesidad de ganar para volver a los puestos de privilegio. Anquela dispuso en su once de Lluís Sastre en el doble pivote junto a Melero debido a la baja por lesión de Aguilera, además de contar con Queco Piña, por primera vez en el curso, en la portería para cubrir la baja por sanción del guardameta titular (había jugado todos los minutos en Liga) de Sergio Herrera.

Nada más empezar el choque se le puso de cara el partido a los insulares. En su segundo toque al balón, Lozano, que se había desmarcado por la derecha, sorprendió a Queco Piña, que esperaba un centro al segundo palo, para batirle de tiro raso por el primero (0-1, 2’) ante la incredulidad de sus compañeros y afición; gol de pillo del catracho, que aceptó el testigo de Amath para alcanzar el séptimo en su cuenta particular.

Afectado el Huesca todavía por el mazazo, Aarón se atrevió desde la frontal con un disparo seco, centrado pero duro, que repelió Queco Piña (5’). Pasado el disgusto inicial, se estiró el Huesca quitándole el balón al Tenerife al que encajonó en su terreno de juego. Aarón, Shibasaki y Tyronne no lucen si el equipo no es dueño de la pelota y no presionan como otros compañeros de diferente perfil. Melero (11’), con la ayuda de Vitolo, casi logra el empate con un disparo ajustado al poste de Dani Hernández.

Cuando las medias puntas del Tenerife podían controlar algún balón peleado por Lozano, demostraban su temple y calidad. El hondureño regaló una asistencia a Tyronne (17’), solo ante Piña, para remachar el segundo gol, pero inexplicablemente mandó el esférico a las nubes.

La defensa aragonesa sufría pesadillas con ‘Choco’ Lozano, quien partió en posición correcta desde el centro del campo en un envío largo de la zaga blanquiazul para plantarse ante Queco Piña y superarle a media altura (0-2, 23’), encarrilando el resultado.

La defensa adelantada del Huesca generaba nervios entre sus propios compañeros, sin lograr hacer caer en la trampa del fuera de juego al Tenerife que en algún pase oportuno podía hacer más daño. Como casi ocurre a los 31 minutos, cuando un nuevo desmarque de Lozano dejó al delantero ante Queco Piña de nuevo, pero muy escorado a la derecha, casi sin ángulo, favorable para la intervención del arquero. El Huesca era un manojo de nervios y había que rematar al rival.

La puntilla pudo llegar (37’) en una nueva ruptura de la línea de Lozano que buscó la escuadra del portero local, lamiendo el poste. Más se le torcieron las cosas a los de Anquela (42’) con la lesión muscular de Sastre, que tuvo que abandonar el terreno de juego, entrando David López.

Tras el descanso la mala fortuna en forma de lesión cambió de banda. Al estirarse para proteger un balón Samuel Camille sintió un dolor que le obligó a retirarse (48’) entrando Iñaki para situarse en el lateral izquierdo.

Agotó su segundo cambio Anquela pronto (52’) refrescando el ataque. Vinicius, desaparecido, dejó su puesto a Borja Lázaro. Debían sujetar los tinerfeños los primeros minutos de embestidas locales, y siguieron bien en defensa, aunque con el único pero de estar demasiado cerca de su frontal.

Tyronne pudo finalizar mejor una contra visitante (54’) pero su lanzamiento con efecto salió desviado sin inquietar a Piña. Concedía demasiado saques de esquina el Tenerife frente a un ataque oscense anárquico.

Sorprendió Martí en su segundo cambio, retirando a Lozano, delantero, para dar entrada a Suso, extremo. El capitán se situó en la punta nada más saltar al verde (59’). Parece ser que el hondureño pidió el cambio, pero el entrenador contaba con Cristo González y Jouini en el banquillo.

Este cambio invitó a Anquela a aumentar la carga ofensiva, retirando a su lateral derecho Akapo para que entrara el habilidoso Vadillo (60’) y jugar ya en territorio blanquiazul. Justo es reconocer que en esos minutos al menos el Tenerife se deshizo de la presión local e incluso pudo jugar con comodidad, hasta que a los 66 minutos Vadillo engatilló un potente disparo lejano que rechazó como pudo Dani Hernández.

Forzaban los visitantes a los intentos a larga distancia del Huesca, que se quedaba casi siempre en la línea de tres cuartos tinerfeñista, sin terminar de crear verdadero peligro ante la meta de Dani Hernández, pero siempre con el lógico suspense de mantener la ventaja en el marcador del Tenerife.

Y así fue como, otra vez, a balón parado el Tenerife le puso emoción a su victoria parcial. En un saque lateral de falta el balón cayó muerto en área para que Borja Lázaro lo remachara al fondo de las mallas (1-2, 75’).

¿Reaccionó? Martí retirando a un fatigado (desde hacía tiempo) Tyronne, pero para dar entrada a Edu Oriol y disponer de dos laterales diestros en el campo para capear el temporal. De nuevo tocaba sufrir en una recta final de partido, solo que este daba medio pase al play off.

Pudo sentenciar el Tenerife (85’) con un balón peleado por Shibasaki que cayó a los pies de Edu Oriol, quien avanzó y disparó duro, sacando Queco Piña a córner. Tal fue el desastre final que terminó por llegar el empate dejando a los blanquiazules con cara de tontos.

Borja Lázaro, providencial desde su entrada al terreno de juego, fue derribado de manera clara en el área por Iñaki Sáenz, sin que De la Fuente Ramos dudara en señalar la pena máxima. Samu Sáiz engañó a Dani Hernández para firmar tablas (2-2, 87’).

Los últimos minutos fueron un infierno para los insulares, que al menos vieron como el Huesca perdía a la pesadilla visitante, Lázaro, al ver la segunda tarjeta amarilla en el minuto 91 y quedarse con un hombre menos y terminar el encuentro con un empate que sabe a poco después de haber desperdiciado dos goles de diferencia de manera asombrosa.

FICHA TÉCNICA

SD Huesca: Queco Piña; Akapo (Vadillo, 60’), Íñigo López, Carlos David, Brezancic; Lluís Sastre (David López, 42’), Melero; Alexander González, Samu Sáiz, Ferreiro; Vinicius (Borja Lázaro, 52’).

Entrenador: Juan Antonio Anquela.

CD Tenerife: Dani Hernández; Raúl Cámara, Carlos Ruiz, Germán, Camille (Iñaki, 48’); Aitor Sanz, Vitolo; Tyronne (Edu Oriol, 77’), Shibasaki, Aarón;  Lozano (Suso, 59’).

Entrenador: José Luis Martí.

Goles: 0-1 Lozano (2’). 0-2 Lozano (23’). 1-2 Borja Lázaro (75’). 2-2 Samu Sáiz, de penalti (87’).

Árbitro: Oliver de la Fuente Ramos (comité castellano- leonés). Asistido en las bandas ´Sánchez Fernández y Pescador Hernández. Amonestó a los locales Lluís Sastre (19’), Vinicius (24’) y David López (76’);  y a los visitantes Aarón (53’) y Aitor Sanz (83’). Expulso al local Borja Lázaro por doble amarilla (73’ y 90+1’).

Incidencias: Partido correspondiente a la 38ª jornada de la Liga 1|2|3|disputado en el estadio de El Alcoraz, Huesca, ante 4.474 espectadores. Terreno de juego en regulares condiciones. El Tenerife vistió con totalmente de blanco. El Huesca lo hizo con pantalón azul y camiseta azulgrana.

Fuente: Deporpress | Aleix Valero (Santa Cruz de Tenerife)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *