PLAY-OFF: Cadiz CF 1 – CD Tenerife 0

El CD Tenerife perdió este jueves por un gol a cero en el Ramón de Carranza en la ida de la primera eliminatoria por el ascenso a Primera División frente al Cádiz, y pone muy cuesta arriba su presencia en la final, debiendo remontar en la vuelta el domingo en el Heliodoro si quiere optar a la máxima categoría.

Los blanquiazules cuajaron uno de los peores partidos de la temporada; sin ritmo, fluidez, carentes de precisión en el juego y sin disparar entre los tres palos del Cádiz, que mereció incluso venir a la isla con un marcador más holgado.

Se decantó Martí por dar continuidad al 1-4-2-3-1, pero lo hizo con Shibasaki acompañando en el pivote a Vitolo y Aitor Sanz por delante de estos. La posición del madrileño en el partido de Liga creó muchas dificultades al Cádiz, y no quiso renunciar el técnico balear a esa baza, cuando el propio Sanz asistió a Amath aquella tarde para dar la victoria a los tinerfeños.

Precisamente el senegalés fue otra de las novedades en el once, ocupando la delantera en lugar de Lozano, que finalizó lesionado el choque de Zaragoza y ha estado estos días entre algodones. El resto de la formación fue la previsible, con la habitual defensa y línea de tres medias puntas: Tyronne, el mencionado Aitor Sanz y Aarón.

Por su parte Álvaro Cervera sorprendió en su alineación inicial al dejar en el banquillo al delantero Alfredo Ortuño, máximo goleador de su equipo con 17 tantos. Rubén Cruz ocupó su lugar, con Aketxe amenazando en la media punta y Salvi y Álvaro, sus puñales en las bandas.

Los minutos iniciales de tanteo fueron para el Cádiz, que llegó al área tinerfeñista por su izquierda, con Brian y algún saque de esquina. El primer uy lo arrancó Aridane (10’) al cabecear alto una falta lateral botada por Aketxe, siempre peligroso en su golpeo. Tres minutos después el propio Aridane sí acertó a batir a Dani Hernández, pero por fortuna su tanto fue anulado por falta previa de Sankaré sobre Germán.

En todo caso la fórmula no le estaba funcionando al Tenerife, incapaz de salir de su propio campo con el balón controlado. Una nueva llegada por la izquierda (23’), en esta ocasión de Álvaro, finalizó con un centro de este rematado en posición forzada fuera por Salvi, molestado por Camille, que llegó para corregir.

El propio Álvaro cabalgó en el 26 para rematar desde el vértice del área al lateral de la red. Un error de Vitolo (29’) pudo costarle caro al Tenerife, entregándole el esférico a Rubén Cruz, que encaró la frontal para disparar muy centrado, sin crearle demasiados problemas a Dani.

Con el Tenerife completamente desconectado reaccionó Martí intercambiando posiciones entre Shibasaki y Aitor Sanz, y Tyronne y Aarón cambiaron sus bandas. Aunque evitó sufrir más jugadas peligrosas, los blanquiazules despidieron la primera parte sin pisar el área rival, y ningún disparo (por seis del Cádiz) y 54 pérdidas de balón; lo mejor era el resultado.

No cambió el guion tras la reanudación; Álvaro, con su pierna mala, la derecha, enganchó una volea que obligó a Dani Hernández a despejar a córner (46’). Pintaba muy mal el partido, y Martí decidió cambiar a Tyronne (58’) para que entrara Lozano, que este fijara a los centrales y Amath pudiera jugar más suelto.

La suerte sonrió al Tenerife en la siguiente jugada; Salvi recogió un saque de esquina en el vértice derecho del área y cruzó un disparo a Dani, batido, pero el poste evitó el gol tras tocar en Aitor Sanz.

Cervera retiró al propio Salvi (61’) para reforzar la medular con Abdullah, respondiendo a la variante de Martí. Tanto va el cántaro a la fuente… con el Tenerife completamente desarbolado Aketxe, desde muy lejos, sacó un zurdazo que, de forma incomprensible, dejó pasar Dani Hernández al fondo de las mallas (1-0, 63’).

Acusó el golpe el cuadro insular, y Martí quiso corregir con un cambio…defensivo, metiendo a Alberto en lugar de Aarón (66’). Y en el 75 agotó cambios con otra sustitución sorprendente, retirando al máximo goleador Amath, para dar entrada a Suso. Alberto y Vitolo estaban a esas alturas juntos en el doble pivote, Aitor Sanz por delante de ellos, Suso y Shibasaki en las bandas y Lozano como referencia.

La presión del Cádiz pudo una y otra vez con los conatos visitantes por dar al menos tres pases seguidos; lo mejor aun perdiendo, era el resultado. Se consumían los minutos con un Tenerife incapaz, y el Cádiz queriendo hacer más sangre. Cervera refrescó la delantera metiendo a Ortuño (84’), su máximo goleador, cuando antes Martí había quitado a Amath, el Pichichi blanquiazul.

Un latigazo de Lozano (86’) cerca del poste de Cifuentes, mero espectador hoy, fue lo más destacado de los tinerfeños, que se estiraron al final en dos saques de esquina y algún arreón de Shibasaki, pero sin acertar a finalizar ninguna acción.

FICHA TÉCNICA

Cádiz: Cifuentes; Carpio, Aridane, Sankaré, Brian; José Mari, Garrido; Salvi (Abdullah, 61’) Aketxe, Álvaro (Aitor García, 90+3’); Rubén Cruz (Ortuño, 84’).

Entrenador: Álvaro Cervera.

CD Tenerife: Dani Hernández; Cámara, Jorge, Germán, Camille; Vitolo, Aitor Sanz; Tyronne (Lozano, 58’), Shibasaki, Aarón (Alberto, 66’); Amath (Suso, 75’)

Entrenador: José Luis Martí.

Goles: 1-0 (63’) Aketxe.

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (comité castellano- manchego). Asistido en las bandas por Jaime Jiménez Moreno e Iván Hernández Ramos. Amonestó a los locales José Mari (68’), Rubén Cruz (79’); y a los visitantes Dani Hernández (37’), Vitolo (59’), Jorge (68’), Raúl Cámara (69’) y Alberto (87’).

Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de la primera eliminatoria por el ascenso a Primera División, disputado en el estadio de La Romareda, ante 16.493 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. El Tenerife vistió con pantalón negro y camiseta rosa. El Cádiz lo hizo con pantalón azul y camiseta amarilla.

Aleix Valero (Santa Cruz de Tenerife) | Deporpress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *